Larga vida a “Nudge”.

Mariana_blog.jpg

En la vida cotidiana enfrentamos situaciones que influyen en las decisiones que tomamos, cambiando nuestras preferencias continua e irracionalmente. Un ejemplo sencillo: quién no se ha encontrado en las mañanas maldiciendo al despertador porque no se quiere levantar, a pesar de que la noche anterior tú mismo decidiste la hora para hacer sonar la alarma; o quizá a veces no somos consistentes con las decisiones que tomamos para obtener algo a largo plazo; por ejemplo, al inicio del año empiezas la dieta para bajar de peso y a mitad del primer mes decides romperla porque tus amigos te invitaron a cenar y pues, ¡qué grosería decirles no!

La solución a éstas y más inconsistencias en nuestro comportamiento surgió en 2008 cuando Richard Thaler y Cass Sunstein publicaron un libro llamado “Nudge: Improving Decisions about Health, Wealth and Happiness”. El término Nudge (un pequeño empujón) se refiere a una estrategia de cambio de comportamiento que nos ayuda a dirigir nuestras conductas de tal manera que sean consistentes con los deseos y metas que, en algún momento, nos propusimos y que muchas veces olvidamos (levantarse temprano para aprovechar el día, comer más saludable para bajar de peso, ahorrar dinero para nuestro fondo de retiro, etc.); estos nudges tienen como finalidad generar un efecto positivo sobre nuestra conducta para incrementar nuestra felicidad y bienestar .

En todo el mundo, el uso de Nudges para las políticas públicas ha ayudado de diferentes maneras: incrementando el número de donantes altruistas en una población, impulsando a personas desempleadas a buscar trabajo, concientizando a la sociedad sobre el ahorro de energía y escasez de agua y combatiendo problemas de obesidad, entre otras.

A partir de la publicación del libro, traducido al español como “Un pequeño empujón”, se han reportado Nudges de todo tipo pero poco se sabe de su seguimiento a lo largo de los años. ¿Qué ha pasado con los Nudges que se generaron? ¿Acaso se han podido mantener sin la constante supervisión del economista del comportamiento o del experimentador? ¿El efecto sobre la conducta sigue siendo el mismo pese al paso del tiempo?

Recientemente, el equipo de iNudgeyou, una empresa danesa que se dedica a la implementación de Nudges, se dio a la tarea de contestar estas preguntas, evaluando la efectividad de un Nudge que fue implementado por ellos mismos en el año 2013 en el Aeropuerto de Dinamarca. En ese año los encargados del Aeropuerto se acercaron al equipo de iNudgeyou pidiéndoles resolver un problema relacionado con sus clientes fumadores.

 El aeropuerto de Copenhague, Dinamarca recibe un total de 26 millones de viajeros al año de los cuales el 25% son fumadores. Debido a la ley estipulada en 2007 que prohíbe fumar en espacios cerrados, los fumadores deben salir del aeropuerto si quieren prender un cigarro; ante esto, el personal del Aeropuerto observó que algunos de los fumadores que obedecían dicha ley, fumaban justo frente a la entrada del Aeropuerto ocasionando que cualquier persona que deseara entrar o salir del aeropuerto automáticamente se convirtiera en fumador pasivo. La solución del grupo consistió en el uso de múltiples Nudges, utilizando calcomanías en el piso para guiar a los fumadores a áreas de fumar diseñadas con bancas y ceniceros, colocadas lejos de los accesos al aeropuerto. Una vez que la intervención fue implementada se evaluó la conducta de los fumadores, encontrando que la intervención generó una reducción del 49% en el número de personas que fumaban cerca de las salidas del aeropuerto. Pero ahí no acabó la historia!

Debido al debate sobre la longevidad de los Nudges y su impacto en la conducta a largo plazo, este año el equipo de iNudgeyou reportó una re-evaluación de su intervención para saber si los efectos habían desaparecido con el paso de los años. Sorprendentemente y contrario a lo que muchas personas pensarían, el efecto de la intervención fue prácticamente similar al reportado en el 2013, esto para los escenarios donde se le daba mantenimiento a las zonas de fumar y a las señalizaciones. Con este reporte, iNudgeyou nos permite conocer que el alcance de los efectos de los Nudges pueden llegar a durar bastante tiempo.  

El crecimiento de la Teoría de Nudge y su impacto en el desarrollo de políticas públicas, y estrategias de cambio de comportamiento dependen de la información adquirida mediante la investigación y experimentación en el área. Es necesario conocer acerca de los Nudges que se han implementado hasta ahora, y cuántos de estos han sido sometidos a una re-evaluación para medir su efectividad a través del tiempo. Esto ayudará a mejorar las aproximaciones utilizadas para la generación de más y mejores Nudges. Finalmente, como Richard Thaler muy puntualmente insiste: Usa "Nudge para bien" (Nudge for good).